domingo, 11 de enero de 2015

Le encanta estar al sol

Después de desayunar, Carmen sacó en brazos un ratito a Canela al lado de la puerta de casa, porque dice que así se queda dormidita dandole el sol.

Aunque escucha ruidos de la calle, ve pasar coches, motos... Canela no se asusta con nada.



Más páginas