martes, 2 de agosto de 2016

Doctora mama

Aqui estoy con mi pequeña Canela, escuchando los latidos de su corazon y el de los pequeñajos.

De momento, la cosa va genial y los latidos son fuertes y se oyen a la perfeccion. Esta vivencia es toda una gran aventura.


Más páginas