sábado, 3 de septiembre de 2016

Son muy cariñosos

En cuanto le hablo, corriendo se ponen a hacerme monerias, a rodar por el suelo y a llamar la atencion.

Tienen unas caritas preciosas y divinas y no me canso de mirarlos.








Más páginas